• [A-]
  • [A]
  • [A+]
  • [C]

Columna Claudia Pascual Grau, Ministra Directora del Servicio Nacional de la Mujer

  • miércoles 13 de mayo de 2015

    Reforma al sistema político: una nueva historia comienza

    Reforma al sistema político: una nueva historia comienza

    El pasado lunes 27 de abril fue un día que la historia de nuestro país recordará: después de 25 años de lucha de actores sociales y políticos, y de distintos intentos legislativos, se puso fin al sistema electoral binominal. Ese día se  superó el mecanismo diseñado por la dictadura para que el sistema político y económico impuesto no pudiera cambiar, para que la opinión de mujeres y de hombres no se pudiera expresar.
     
    El sistema binominal, sin duda, privilegió a ciertos grupos y obstaculizó la representación de la diversidad de Chile. La pregunta repetida de "para qué votar si ya se sabe que gana uno de cada coalición" da cuenta del distanciamiento de la política de ciudadanas y ciudadanos y de la falta de participación en las elecciones nacionales. Cuando un sistema fuerza el empate entre los actores políticos resulta evidente que la voluntad de la ciudadanía no se puede expresar.
     
    Por eso es importante que el nuevo sistema haya aumentado el número de representantes en las dos cámaras con una revisión de los distritos electorales para una mayor representatividad. Nuestro país necesita de la participación de nuevos actores en la política: las y los jóvenes, las voces de las regiones y de las comunas y, sobre todo, la presencia de las mujeres. En ese sentido, la reforma recién promulgada incluyó una demanda importante de las organizaciones de las mujeres y de las mujeres que están presentes en la política: la i​ncorporación del criterio de paridad de género en la conformación de las candidaturas parlamentarias.
     
    A pesar de que resulta fatigoso decirlo, debemos insistir que las mujeres, en nuestro país, somos más de la mitad de la población. Sin embargo, en el Congreso, uno de los principales espacios de decisión ciudadana, sólo contamos con seis senadoras y 19 diputadas, entre 158 representantes. Gracias a la inclusión del criterio de paridad de género, en las próximas candidaturas al Congreso, ninguna lista podrá tener más del 60% ni menos del 40% de sus integrantes de un mismo sexo. Para garantizar que las candidaturas de mujeres sean reales y competitivas, se consideraron medidas concretas como un reembolso económico mayor por gastos de campaña para las mujeres, lo que apunta claramente a una renovación de la política. Con la reforma al sistema electoral, no sólo estamos contribuyendo hacia una democracia más amplia, sino que estamos avanzando hacia una sociedad más igualitaria entre mujeres y hombres.
     
    El Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet avanza en cumplir su programa, cuyo principal objetivo es terminar con las desigualdades políticas, económicas, sociales y culturales que viven ciudadanas y ciudadanos. Esta reforma al sistema electoral, sumada a las medidas administrativas y proyectos de ley anunciados por la Presidenta esta semana para mejorar la calidad de la política, transparentar su financiamiento y renovar los partidos políticos, ponen finalmente al día a nuestras instituciones con el sistema democrático.
     
    El desafío que enfrentamos es grande: reformar las prácticas políticas, reconocer la riqueza y el aporte de la diversidad de opiniones y opciones políticas, una real incorporación de las mujeres a los espacios de decisión, y generar nuevos espacios de participación social no son tareas fáciles, pero hemos iniciado el camino.

Copyright © 2017 . Servicio Nacional de la Mujer | Mapa del Sitio | Gobierno de Chile | Politica de Privacidad
XHTML 1.0 Transitional | CSS 3
AVISO