• [A-]
  • [A]
  • [A+]
  • [C]

Columna Claudia Pascual Grau, Ministra Directora del Servicio Nacional de la Mujer

  • miércoles 13 de abril de 2016

    Acortar la brecha salarial de género, un desafío conjunto

    Acortar la brecha salarial de género, un desafío conjunto

    Columna publicada en Diario Pulso

     

    CUANDO se le consulta a las mujeres que no trabajan ni buscan empleo cuáles son las razones para no hacerlo, se repiten los argumentos relacionados con el cuidado de la familia y las responsabilidades domésticas, sin embargo hay una realidad que suele no ser tan visible para las propias mujeres, pero que atraviesa el mercado laboral en su conjunto y limita sus posibilidades de desarrollarse en forma integral: la brecha salarial de género. 
     
    Las más recientes cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y de la Encuesta CASEN, nos hablan de brechas salariales de género que van desde el 33% al 26,5% en favor de los hombres. 
     
    Esta brecha que se me manifiesta en general en todos los empleos, es mayor mientras más estudios, cualificación y responsabilidad jerárquica se tenga. Según el INE, los “profesionales, científicos e intelectuales” hombres reciben sueldos promedio de $1.216.486, mientras que las mujeres del mismo grupo ganan solo $763.328. Esta brecha además de injusta, alberga un trasfondo cultural relacionado con la desvalorización histórica del trabajo de las mujeres, que considera su aporte económico como una ayuda y no como un sustento, y sus capacidades como secundarias y no fundamentales. 
     
    Las mujeres son parte del mundo del trabajo, son productoras de cultura, de relaciones sociales, de pensamiento intelectual, de desarrollo científico y de sustento económico; dejar de considerar esto es tratar de invisibilizar su aporte. Para fomentarlo debemos fortalecer las herramientas que aseguren el ingreso de las mujeres al mundo del trabajo en igualdad de condiciones, basadas en la corresponsabilidad de la crianza y cuidado del hogar y en la comprensión de que hombres y mujeres contribuyen al desarrollo. 
     
    Estudios de la economista Andrea Repetto establecen que aumentar en 10 puntos porcentuales la participación laboral de las mujeres generaría un aumento de 5 puntos en el Producto Interno Bruto del país, lo que evidencia que al no mejorar las condiciones laborales de las mujeres, nos perdemos no solo su talento y aporte, sino también nuevas posibilidades de crecimiento económico. 
     
    Pese a que desde 2009 nuestro país cuenta con una Ley que resguarda el derecho a la igualdad en las remuneraciones (Ley N° 20.348), es necesario generar mecanismos y herramientas de control eficaces para que ésta se cumpla. 
     
    En este sentido y como parte de la Agenda de Género que impulsa el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, el proyecto de ley que reforma las relaciones laborales plantea la necesidad de que la brecha salarial entre trabajadoras y trabajadores sea informada obligatoriamente por las empresas en el proceso previo a cada negociación colectiva, de manera de que trabajadores y trabajadoras conozcan la realidad de la brecha y avancen en conjunto con empleadores en la reducción de esta. Conocer esta información será una herramienta que permitirá a empleadores y empleadoras y trabajadores y trabajadoras visibilizar la brecha salarial por género y tomar medidas para cambiar esta realidad económica. 
     
    Entonces, avanzar en corresponsabilidad, igualdad de oportunidades y condiciones laborales y acortar la brecha de género en los salarios no es solo de justicia, sino que contribuye a un país más igualitario y que incluye los aportes de todos y todas sus integrantes a su desarrollo y crecimiento.

Copyright © 2017 . Servicio Nacional de la Mujer | Mapa del Sitio | Gobierno de Chile | Politica de Privacidad
XHTML 1.0 Transitional | CSS 3
AVISO